jueves, 13 de octubre de 2011

Aventureros al tren!!!

Es el año 1900 y varios amigos se reúnen a conmemorar el 28 aniversario de la hazaña de Phileas Fogg al recorrer el mundo en 80 días. Un nuevo reto es lanzado, aquel de los presentes que recorra más ciudades de América en 7 días ganará un millón de dólares. Partiendo de esta atractiva base surge un sencillo y elegante juego familiar que conquistó a la crítica y al público. Es uno de los últimos trabajos de Alan R. Moon, veterano del sector y reconocido creador de clásicos como Elfenland (SdJ 1998) y asiduo a la temática ferroviaria con Santa Fe Rails o Union Pacific entre otros.
El leit motiv de Ticket to Ride es la sencillez extrema hasta el punto de que es uno de los juegos con reglas más sencillas del mercado. Literalmente se tarda menos de cinco minutos en explicarlas. Se juega sobre un tablero que representa, no del todo con precisión, las ciudades más importantes de los Estados Unidos. Conectando unas con otras hay rutas de distintos colores y divididas en distintos números de casillas (vagones). Cada jugador dispone de un número de vagones limitados que coloca sobre las casillas de cada ruta cuando las reclama para él.

Comenzamos el juego con unas misiones secretas (tickets) que debemos completar, por ejemplo unir New York con Miami. Nuestras misiones se entralazarán con las de los demás jugadores así que deberemos ser rápidos en reclamar rutas antes que los demás. El juego consiste en ir acumulando cartas de varios colores que cambiamos por las rutas que correspondan a ese color. En cada turno debemos sopesar que nos conviene más: reclamar rutas sobre el tablero, tomar nuevas cartas o pedir nuevas misiones. La gracia del juego está en bloquear y ser bloqueado y en asumir riesgos apostando por nuevas rutas.

La interacción entre jugadores es baja ya que no hay comercio, se limita únicamente a cuando ocupamos rutas que obligan a buscar alternativas más largas. Es un juego muy rápido, con turnos muy cortos pero con buenas dosis de estrategia, convirtiéndose por ello en el juego introductorio del momento. Funciona muy bien de tres a cinco jugadores y cambia mucho para dos, volviéndose mucho más táctico y agresivo.
Tiempo después sacaron algunas expansiones que con ciertas licencias, nos presentan rutas de Europa y los Países Nórdicos, así como la inclusión de nuevos personajes, como Alvin y Dexter.
En The Minion Store te animamos a que lo pruebes, tanto en el modo juego de mesa: http://www.theminionstore.com/174-a-b-c?p=2  como en su modalidad de juego de cartas: http://www.theminionstore.com/a-b-c/1404-aventureros-al-tren-juego-de-cartas.html


No hay comentarios:

Publicar un comentario